El gobierno lanza el nuevo plan de retiro para los empleados públicos

Casi dos décadas después de que el gobierno de Puerto Rico entrara en la práctica de quedarse para sí los ahorros que sus empleados públicos aportaban para la jubilación, la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR) arrancó esta semana con la implementación del plan de aportación definida y que forma parte de la reforma a las pensiones que exigió la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El nuevo sistema, que la ASR ha bautizado como “Plan 106”, arrancará formalmente el próximo 19 de diciembre, cuando unos 110,000 trabajadores de agencias, municipios y corporaciones públicas podrán acceder a su cuenta de retiro en línea.

En conferencia de prensa, el administrador de la ASR, Luis Collazo y el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Omar Marrero, destacaron que el lanzamiento del Plan 106 supone el cumplimiento por parte del estado de una política pública que se estableció hace casi 20 años y que no se siguió.

Collazo y Marrero hacían referencia a la creación del llamado Sistema 2000, el plan que se creó bajo la administración de Pedro Rosselló y que ante la insolvencia de la ASR, eliminó el derecho a una pensión definida para dar paso a un plan de ahorro donde los empleados hacen una aportación mensual para su jubilación.

Luego de la insolvencia absoluta de la ASR en el 2015 y tras la llegada de la JSF, se estableció mediante la Ley 106 de 2017 que las pensiones de los empleados ya jubilados se pagarían desde el Fondo General y que los empleados públicos activos tendrían finalmente un plan de retiro bastante similar a los que operan en empresas privadas y que se conocen como 401(k).

Las pensiones de los jubilados se pagan a través del llamado sistema “PayGo”, mientras el plan 106 aplica únicamente a los empleados activos en el servicio público y los maestros que ingresaron al servicio público a partir de agosto de 2014. En el caso de los maestros que ingresaron al servicio público antes de 2014, estos pueden acogerse al Plan 106 voluntariamente.

Según Collazo, esta semana la ASR envió a los empleados las contraseñas provisionales que los empleados participantes del plan 106 podrán utilizar para acceder a sus cuentas en línea. El sistema estará disponible a partir del próximo 19 de diciembre.

En esta primera etapa, los empleados se registrarán en la plataforma creada por Alight; podrán designar beneficiarios y comenzar a familiarizarse con lo supone invertir para la jubilación, explicó Collazo.

En una segunda etapa, que comenzaría a partir de enero próximo, los empleados públicos podrán comenzar a decidir cuánto quieren ahorrar para su retiro y en qué instrumentos o valores podrán invertir su dinero.

En una tercera etapa, los empleados públicos podrán tomar prestado contra sus ahorros. La ASR estableció que el máximo a tomarse prestado, será el 30% de los ahorros del participante o hasta $10,000 y no permitirá renovaciones.

Alight fue seleccionado por la ASR luego de un proceso competitivo, en el cual Banco Popular también fue seleccionado como agente de pagador del plan y Bank of New York Mellon como banco custodio del plan.

La ASR va a pagar los gastos administrativos del plan de retiro, pero el empleado público pagará la comisión o el gasto de administración de los fondos donde invierta su dinero.

Al presente, Banco Popular ya custodia unos $581 millones en ahorros de empleados públicos que han sido segregados por el gobierno desde la aprobación de la Ley 106 de 2017.

Source: El Nuevo Dia

Never Miss a Beat

Get the latest AAFAF news. Subscribe to our Journalist Newsletter, exclusively for media professionals.