Se convierte en contratista la Aafaf

Buscarán ingresos millonarios mediante la gestión de procesos en las agencias públicas

 

(San Juan, PR — Marzo 13, 2019)

 

Christian Sobrino

Christian Sobrino, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf). >Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

 

Con el inicio del nuevo año fiscal 2020 en julio próximo, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), se dedicará —además de sus funciones conocidas— a tocar la puerta de las agencias públicas para convertirse en contratista interno de servicios financieros, de recurso humanos y operacionales, entre otros, mediante contratos pagados.

 

Los nuevos servicios de la Aafaf, que la convertirán en una “superagencia”, consistirán de operaciones completas o segmentadas en áreas particulares, las cuales se podrán acceder por las diferentes entidades públicas, sin tener que pasar por el protocolo ordinario de contrataciones y subastas con la corporación.

 

El director ejecutivo de la Aafaf, Christian Sobrino, confirmó la nueva gestión que se suma a su agencia, pero a preguntas de EL VOCERO negó que se trate de una privatización de servicios en agencias públicas, que podrían tener el efecto de reducir nómina en las áreas para las cuales se adopten las nuevas contrataciones.

 

Christian Sobrino

>Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

 

“No es una privatización como tal. Nadie va a estar en contra de servicios más eficientes”, expresó Sobrino, quien comparó las gestiones especializadas que venderán con las que presta la Administración de Servicios Generales (ASG).

 

—¿Qué sucederá con los empleados de esas áreas donde se utilizaran los servicios contratados con la Aafaf?

 

“No hemos enfrentado ninguna situación donde sea necesario contemplar ese asunto, ni lo esperamos”, señaló Sobrino.

 

A modo de plan piloto, desde hace varios meses la Aafaf ya había iniciado la operación de algunas gestiones limitadas en agencias como el Departamento de Educación (DE), el Sistema de Retiro y con la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), en esta última para la creación de la Oficina del Principal Oficial de Finanzas del gobierno (CFO, por sus siglas en inglés).

 

Sobre cuáles agencias ya están pendientes de recibir servicios contratados de la Aafaf, Sobrino mencionó a la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública. Indicó que en este caso “trabajaría un proyecto especial ante el reto financiero. Será asesorar en cómo enfrentarlo”.

Al cuestionamiento de cómo va a operar el pago y los honorarios de la Aafaf para las agencias públicas, el funcionario declaró que va a depender del tipo de trabajo y su complejidad, por lo cual no existe una tarifa fija por categoría de contratación.

 

Otra gestión encaminada mediante el plan piloto —y por la cual no medió pago hasta ahora—, es la tramitación de los documentos para formalizar la iniciativa del gobernador Ricardo Rosselló con el llamado “baby bond” o las cuentas de ahorro para los estudiantes de escuelas públicas desde el nivel preescolar hasta completar la escuela superior.

 

“En los últimos dos años fiscales hemos identificado una partida de fondos propios de $7 millones en servicios prestados a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y otros”, destacó Sobrino, y no se aventuró a realizar estimados de si esa sería una cifra de ingresos promedios por servicios contratados a la Aafaf.

 

Explicó que aunque el desaparecido Banco Gubernamental de Fomento (BGF) tenía la capacidad y realizaba funciones financieras para las agencias —por lo cual se cobraba un cargo en transacciones realizadas— no era una operación concretada y enfocada en servicios como un negocio.

 

“Al final del día estamos mirando que nuestro modelo de negocio ve a las otras agencias del gobierno como nuestros clientes”, destacó Sobrino, quien estima que habrán resultados “muy positivos” con el cambio de visión, y en concordancia con la política pública del gobernador Rosselló de hacer la operación pública una más costoeficiente. “Para las agencias cuando se les toque la puerta, la Aafaf tiene que demostrar el valor que les traerá a la mesa”, añadió.

 

Ahorros e ingresosLa gestión de negocios de la Aafaf es parte de la consideración en su nuevo plan de presupuesto de gasto para el año fiscal 2020, que iniciará el 1ro de julio próximo y que tendrá una reducción de $20 millones en comparación con el vigente.

 

20190312_VR_AAFAF_CG_4.jpg

>Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

 

Sobrino dijo que gestionaron ese nivel de ahorro y será subsanado con el ingreso que se genere mediante los servicios a las agencias públicas.

 

—Pero en este nuevo modelo de negocio, y según surjan las contrataciones, ¿la Aafaf tendrá que contratar más personal y en áreas bien especializadas para poder cumplir con las agencias clientes?

 

“Eso podría pasar, según sea la necesidad”, contestó.

 

La Aafaf mantiene al presente una nómina de alrededor de 100 empleados altamente remunerados, en su mayoría bien especializados en asuntos legales y financieros.

 

“Estamos bien optimistas”, puntualizó Sobrino, para agregar que el modelo es utilizado en Estados Unidos con resultados favorables.

 

Fuente: Se convierte en contratista la Aafaf

Never Miss a Beat

Get the latest AAFAF news. Subscribe to our Journalist Newsletter, exclusively for media professionals.